Enfermedades crónicas

La tecnología es clave para gestionar el incremento de las enfermedades crónicas en el sistema sanitario español.

Las nuevas aplicaciones relacionadas con la salud hacen posible un mejor control de los principales tipos de enfermedades crónicas: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes. Gracias a las tecnologías, se pueden integrar y compartir el estado de los pacientes, sus tratamientos y sus necesidades día a día.

Además, los pacientes tienen más acceso a información y pueden monitorizar su estado de una manera más sencilla.